Los anillos de pedida robados, junto al resto de joyas, han sumado una cantidad abrumadora para